“El Monte Real va a seguir siendo un referente en el panorama náutico español”

Entrevista a José Luis Álvarez , presidente del Monte Real Club de Yates, publicada por el ABC el 5 de enero de 2019 

El pasado mes de noviembre, José Luis Álvarez fue reelegido presidente del Monte Real Club de Yates de Baiona en un proceso electoral en el que no tuvo rival. Cuatro años después de haber ganado por primera vez unas elecciones en el MRCYB, superando en votos a la candidatura de Javier de la Gándara, Álvarez lograba revalidar su mandato y seguirá al frente del histórico club baionés durante otros cuatro años.

Será una segunda fase de rasgos continuistas pero también con muchas novedades, a la que el presidente del Monte Real entra con mucha ilusión. Su objetivo -dice- es mantener la línea de trabajo iniciada hace unos años, con múltiples actuaciones en diversos apartados; pero también asumir nuevos compromisos y retos que le permitan al club avanzar y seguir siendo un referente del panorama náutico español.

Antes de hablar de proyectos de futuro, toca echar la vista atrás, ¿qué valoración hace de los últimos cuatro años al frente del club?

La verdad es que el balance es muy positivo. Nos habíamos planteado muchas actuaciones en diferentes parcelas como las infraestructuras, la escuela, la marina, y la parte puramente social; y el nivel de cumplimiento de los compromisos rondó el 90 por ciento, que es una cifra bastante elevada. Hacía muchísimos años que no se hacían obras en el club y remodelamos la parte más noble del edificio y rehabilitamos otros espacios. Nos comprometimos también a revitalizar la escuela de vela e incorporamos nuevos entrenadores y la figura del director deportivo. En la marina firmamos un nuevo período de concesión, ampliamos los fingers y revisamos todas las instalaciones. Y en el área social frenamos la tendencia a la baja que había en el número de socios, a causa de la crisis, y volvemos a rondar ya los 700, que es la cifra más razonable para las instalaciones que tenemos. Para ellos creamos nuevas fiestas y eventos, dándole un gran impulso a la parte más social.

Y volvieron a organizar una regata oceánica, la Baiona Angra Atlantic Race…

Así es. Para los clubes cada vez resulta más complicado organizar este tipo de pruebas, por motivos muy diversos, pero en 2016 logramos hacerlo y la verdad es que el balance fue muy positivo. Un año después pudimos organizar también el Summit Galicia Atlantic Destination, y tanto un evento como el otro fueron todo un éxito, y continuamente nos preguntan cuándo volveremos a organizar algún evento de este tipo.

¿Y cuándo será eso?

Pues ojalá que pronto. Desde el club vamos a seguir trabajando para conseguir regatas del circuito internacional y, desde luego, estamos preparados para asumir pruebas del más alto nivel. Tenemos las instalaciones y los recursos, tenemos mucho que ofrecer y creo que solo es cuestión de tiempo el que volvamos a tener una regata de este tipo en Baiona. Mientras tanto, pues seguiremos promoviendo las regatas de nuestro calendario, como el Trofeo Conde de Gondomar o el Trofeo Príncipe de Asturias; y trataremos de lograr el europeo o el mundial de J80.

¿Mantienen entonces su apuesta por los J80?

Así es, sin dudarlo. El J80 va a seguir siendo una apuesta clara del club. Llevamos años potenciando su participación en todas nuestras competiciones, creando ligas específicas para estos monotipos, animando a nuestros socios a que prueben y compitan en J80, adquiriendo nuevos barcos…. Pero también estamos valorando nuevas clases, sobre todo de cara a la escuela de vela.

Háblenos de la Escuela de Vela. Tras la incorporación de Roy Alonso como nuevo director deportivo del club, ¿qué novedades se esperan en la escuela?

Pues nos gustaría que nuestros alumnos probasen otros barcos más modernos, que conozcan la tecnología, que sientan la velocidad… pero también queremos potenciar la navegación en familia, ya que creemos que es la base para la continuidad de los niños. Y en este sentido vamos a incorporar a nuestra flota varios cyclone, para que las familias puedan navegar juntas. Intentaremos también promover el intercambio de alumnos con otros clubes, sobre todo clubes extranjeros, para que además de conocer cómo se navega en otros países, los niños y niñas puedan aprender otros idiomas. Y, desde luego, no nos olvidaremos de nuestra Escuela de Vela Adaptada para personas con discapacidad.

Mantendrán su compromiso social con la vela adaptada…

Sin dudarlo. Ofrecer vela adaptada es algo que cuesta más trabajo y que implica más recursos, pero para el Monte Real es una faceta muy importante. Y no solo por todo lo que podemos ofrecerle a las cientos de personas que vienen a navegar a nuestra escuela cada año, sino porque nos permite estar en contacto directo con la sociedad, estar inmersos en ella, viendo todo aquello que habitualmente no se ve, o a lo que no se le presta tanta atención. Las personas con discapacidad tienen el mismo derecho que nosotros de poder disfrutar del mar, y si está en nuestra mano ofrecerle los medios para que puedan hacerlo, debemos ofrecérselos.

Este año han ampliado, además, el perfil de usuarios.

Correcto. Llevamos algún tiempo pensando en otros sectores que se podrían beneficiar también de nuestros recursos de vela adaptada para poder ofrecérselos, y este año hemos sacado a navegar a grupos de chicos con graves problemas de conducta, y también a niños tutelados por las administraciones públicas. Tanto unos como otros son personas que no suele salir a navegar habitualmente, pero a las que el mar sienta de maravilla, porque viven nuevas experiencias. Son nuevos usuarios que le permiten a la escuela seguir creciendo, que es lo que queremos.

¿Qué nuevos proyectos tienen para la Escuela de Vela Adaptada?

Nos gustaría impulsar un encuentro o un simposio entre clubes que trabajen en una línea similar a la nuestra, para que todos podamos conocer lo que hace el resto y ampliemos así nuestra visión. Desde hace años, desde que creamos nuestra Escuela de Vela Adaptada, son muchos los que se interesan por nuestro sistema de trabajo, para saber lo que hacemos y cómo lo hacemos. Han venido incluso del extranjero para ver cómo llevamos nuestra escuela, y creemos que sería bueno para todos el contarlo e intercambiar experiencias con otros clubes. Aún no sabemos muy bien cómo ni cuándo lo haremos, pero es un proyecto que tenemos en mente.

¿Qué otros proyectos tienen de cara al futuro?

Nos gustaría impulsar también algún proyecto con la Universidad, para implicarla en el mundo de la vela. En la actualidad, la Universidad apenas está presente en este deporte y es una pena, porque creemos que podría involucrarse mucho más. Esta otra de las ideas que la nueva junta directiva tiene sobre la mesa y trataremos de desarrollar algún proyecto con ellos.

Háblenos de la nueva junta directiva, de sus compañeros de travesía.

Con respecto a la anterior junta hay muy pocas novedades, tan solo dos incorporaciones, pero dos incorporaciones importantes. Por un lado está el emprendedor y empresario Francisco Pino, que suma una excelente visión en innovación y muchas ideas de futuro. Y por otro tenemos a Marga Cameselle, una experimentada regatista, que estoy seguro nos aportará grandes ideas para impulsar el área deportiva, que es donde vamos a poner el foco los próximos cuatro años.

Y en esos próximos cuatro años, ¿va a seguir el Monte Real siendo un referente en el panorama náutico español?

Desde luego. Lo hemos sido durante los últimos 55 años y lo seguiremos siendo en el futuro, no hay duda de ello. Estamos seguros de que implicará mucho trabajo, pero estamos dispuestos a hacer todo lo que haga falta para que el Monte Real Club de Yates siga escribiendo importantes capítulos de la náutica en España.

José Luis Álvarez es la cabeza visible de una junta formada por nueve miembros (7 hombres y 2 mujeres), en la que Alejandro Retolaza se mantiene como mano derecha del presidente. El puesto de comodoro, que venía ostentando Fernando Yáñez, pasa a manos de Ignacio Sánchez Otaegui; y en el cargo de vicecomodoro aparece la primera de las nuevas incorporaciones a la nueva junta, el emprendedor y empresario Francisco Pino, que sustituye a Genoveva Pereiro. A cargo de la secretaría se mantiene César Fernández-Casqueiro y la tesorería es responsabilidad ahora del excomodoro Fernando Yáñez. En la junta directiva del Monte Real hay, además, tres vocales: Miguel Font, de instalaciones y proyectos; Genoveva Pereiro, de relaciones exteriores; y Margarita Cameselle, de eventos deportivos.

JUNTA DIRECTIVA · MONTE REAL CLUB DE YATES

• Su Majestad el Rey Don Felipe VI · PRESIDENTE DE HONOR
• D. José Luis Álvarez Vázquez · PRESIDENTE
• D. Alejandro Retolaza Vázquez-Viso · VICEPRESIDENTE
• D. Ignacio Sánchez Otaegui · COMODORO
• D. Francisco Pino Martins · VICECOMODORO
• D. César Fernández-Casqueiro Domínguez · SECRETARIO
• D. Fernando Yáñez Fernández · TESORERO
• D. Miguel Font Rosell · VOCAL DE INSTALACIONES Y PROYECTOS
• Dña. Margarita Cameselle Álvarez · VOCAL DE EVENTOS DEPORTIVOS
• Dña. Mª Genoveva Pereiro Álvarez · VOCAL DE RELACIONES EXTERIORES