El Monte Real Club de Yates se une a los mejores clubs náuticos del mundo

 

· El histórico club baionés ha entrado a formar parte del exclusivo International Council of Yacht Clubs (ICOYC), la asociación que reúne a los 44 clubs -ahora 45- más prestigiosos del mundo

· Las actividades de responsabilidad social que el MRCYB impulsa a través de su Escuela de Vela Adaptada y la ruta marítima creada para completar el Camino de Santiago por mar fueron dos de los aspectos más valorados para su inclusión

· Ingresar en el ICOYC era una vieja aspiración del Monte Real para tener voz propia en uno de los foros náuticos más importantes a nivel mundial donde se debaten y comparten experiencias sobre el mundo de la vela

El histórico Monte Real Club de Yates de Baiona se une a los mejores club náuticos del mundo tras haber logrado ser incluido en el exclusivo International Council of Yacht Clubs (ICOYC), la asociación que reúne a los 44 clubs (ahora 45 con el MRCYB) más prestigiosos del mundo.

Las actividades de responsabilidad social que el club baionés impulsa a través de su Escuela de Vela Adaptada para personas con diversidad funcional, niños con problemas de conducta, personas mayores o mujeres víctimas de violencia machista fueron uno de los aspectos más valorados para su inclusión en el ICOYC.

También se mostraron atraídos los clubs integrantes por la ruta marítima que el Monte Real organiza para completar el Camino de Santiago por mar, un trayecto que puede generar importantes sinergias turístico-deportivas con otros clubes del norte de Europa atraídos por el trazado xacobeo.

Entrar a formar parte de esta prestigiosa entidad náutica era una vieja aspiración del club que dirige José Luis Álvarez, quien siempre se mostró interesado en tener voz propia en los mejores foros a nivel mundial. “La incorporación del Monte Real al ICOYC no es solo -dice Álvarez- una buena noticia para el club sino también para toda Galicia, porque nos haremos eco de todo lo que aquí se haga y pueda ser interesante para el resto del mundo”. “Seremos los trasmisores -concluye el presidente del Monte Real- de la cultura, el deporte, la gastronomía y el buen hacer de los gallegos”.

El International Council of Yacht Clubs es una asociación creada para impulsar la navegación a vela y mejorar la organización de actividades y eventos náuticos a nivel mundial. Forman parte de ella, entre otros, clubs tan prestigiosos como el San Diego Yacht Club (EEUU), el Clube Naval de Cascais (Portugal), el Yacht Club de Mónaco, la Societe Nautique de Marseille (Francia), el Royal Yhames Yacht Club (Londres), el Royal New Zealand Yacht Squadron (Nueva Zelanda), el Royal Natal Yacht Club (Sudáfrica) o el Royal Canadian Yacht Club (Canadá).

En la lista de clubs miembros hay dos clubs españoles: el Real Club Náutico de Palma y el Real Club Náutico de Barcelona, que el pasado mes de octubre, se encargó de organizar la ICOYC 2021 EUROPEAN CONFERENCE, en la que el Monte Real participó como ponente de la mano del comodoro del club, Ignacio Sánchez Otaegui.

Fue precisamente la presentación realizada en ese evento la que dio el último impulso para que el ICOYC aceptase la inclusión del club baionés entre sus miembros. “Esto llega -dice Otaegui- en un año muy importante para el club, a las puertas de acoger las 52 SUPER SERIES y el Mundial de la clase J80”. Para el comodoro del Monte Real “compartir experiencias con estos clubs tan prestigiosos, que tienen además un gran compromiso con el deporte y los grandes eventos deportivos, supondrá un gran impulso para seguir trabajando y trayendo la mejor vela a Galicia”.

En la carta en la que el International Council of Yacht Clubs anuncia al Monte Real su inclusión en la asociación, el presidente del ICOYC, David Mead, destaca las sinergias y oportunidades que se pueden crear con la inclusión de un club tan destacado como el MRCYB.

 

 

“El Monte Real está más vivo que nunca”

Tras conocer el anuncio de la suspensión de las prestigiosas SUPER SERIES de vela en Baiona a causa del COVID19, repasamos con el presidente del Monte Real Club de Yates, José Luis Álvarez, la repercusión que la pandemia ha tenido en uno de los clubs con más historia de España.

Mientras muchos otros clubs náuticos veían como el COVID les hacía perder socios, reducir ingresos, les obligaba a suspender regatas y la actividad de sus escuelas, el Monte Real Club de Yates de Baiona no solo logró mantenerse a flote, sino que firmó uno de sus mejores años, con cifras récord de afluencia de socios y de alumnos en su Escuela de Vela.

A punto de cumplirse un año de la declaración del estado de alarma derivado del coronavirus, el presidente del Monte Real Club de Yates de Baiona, José Luis Álvarez, hace balance de lo que han significado para el club estos últimos meses de confinamientos y restricciones; y de las actuaciones que les han permitido ser una excepción en un panorama desolador.

La organización de las SUPER SERIES acaba de anunciar la suspensión de la Baiona Sailing Week, que el próximo mes de junio iba a traer a Galicia a estos “fórmula 1 del mar”. Habrá sido un golpe muy duro para el club…

Ha sido, sin duda, todo un batacazo, ya que estábamos muy ilusionados con la llegada de las SUPER SERIES a Galicia, pero entendemos perfectamente la decisión de la organización y nos alegramos de que cuenten con nosotros para 2022. Ahora mismo la situación derivada del COVID19 no les daba la seguridad que necesitaban y han preferido minimizar los riesgos reduciendo los viajes y suspendiendo las regatas más próximas en el tiempo. Desde el club lo único que esperamos que el año que viene la situación esté mucho mejor y podamos ver a estos fuera de serie en Galicia, en un año que además seguirá siendo Xacobeo, por lo que será sin duda un buen año para recibirlos como merecen.

Lo cierto es que la crisis del COVID19 ha generado numerosas pérdidas en la actividad económica de numerosos sectores (el sector náutico no ha sido una excepción) y no se sabe muy bien aún cómo será el impacto a corto y medio plazo. ¿Cómo ha afectado esta situación al Monte Real Club de Yates?

En el Monte Real tenemos la suerte de que la gran mayoría de las plazas están ocupadas por socios del club, por lo que logramos que los pantalanes se mantengan llenos durante todo el año. Pero sí que hemos notado un enorme descenso en el número de tránsitos, debido a las restricciones de movilidad. La caída de cifras ha sido tremenda, pero claro, es que no podían traspasar fronteras. Ha habido repercusión, sin duda, pero mucha menos que la que posiblemente han sufrido otros clubs que han tenido, además, muchas bajas de socios.

¿En el Monte Real no han sufrido esas bajas?

Lo cierto es que no. Todos los años hay alguna, por diferentes motivos, pero las pocas bajas que ha habido en estos meses de pandemia se han cubierto con la entrada nuevos socios y seguimos con el mismo número que antes. Es más, sigue habiendo gente en lista de espera para entrar en el club, porque no se aceptan todas las solicitudes. Queremos mantener un número estable, en torno a los 700 socios, que garantice la comodidad de las instalaciones, y es por eso por lo que no crecemos de manera exponencial, no porque no haya demanda, que la hay.

¿Cómo ha vivido el socio del club estos meses de restricciones y prohibiciones?

La verdad es que el club ha estado más vivo que nunca. En los momentos en los que nos han dejado, eso sí. En los meses de restricciones más estrictas tuvimos que cancelar actos sociales, cerrar el restaurante, paralizar las regatas y la escuela… pero cuando en verano nos permitieron abrir, aunque con restricciones, tuvimos una afluencia de socios, alumnos y regatistas que no veíamos en años.

¿A qué creen que fue debida esa inesperada afluencia de gente durante el verano?

Al principio nos pilló un poco por sorpresa, porque no lo esperábamos, pero luego entendimos lo que pasaba: el club se había convertido en un lugar seguro en el que poder pasar un tiempo de ocio sin preocuparse del coronavirus. Los socios entendieron todas las medidas de control puestas en marcha, algunas incluso que no exigían las autoridades, y se sintieron cómodos y seguros con ellas.

¿Qué otras medidas a mayores pusieron en marcha para esquivar el COVID?

Siempre intentamos ir un paso más allá de lo que nos pedían las autoridades. Se cumplieron a rajatabla todas las exigencias de cierres, aforos, limpieza, control… y además compramos máquinas de ozono y termómetros para controlar la temperatura en los accesos, repartimos mascarillas, y llegamos incluso a contratar personal externo para garantizar que todos cumpliesen las normas. Fueron meses de mucho control y restricciones que hicieron todo un poco más incómodo y generaron algunas quejas, pero que al mismo tiempo, crearon como una burbuja, un ambiente de seguridad en el club que no había fuera. Y ese fue el motivo por el que creemos tuvimos más afluencia que nunca, y sin que se produjesen, que sepamos, casos de COVID, que era lo que realmente nos importaba.

Uno de los aspectos que más afectó a los clubs náuticos españoles, muy ligados al turismo, fue una gran caída en el número de visitantes, algo que repercutió directamente en sus ingresos directos. ¿Lo notaron también en Baiona?

En el Monte Real tenemos la suerte de que la gran mayoría de nuestras plazas están ocupadas por socios del club, por lo que logramos que los pantalanes se mantengan llenos, pero en el resto de plazas sí que notamos un descenso. De hecho, la caída en el número de tránsitos, sobre todo internacionales, fue drástica, en esto no conseguimos ser excepción, pero claro, es que nadie podía ser excepción porque las fronteras estaban cerradas, era imposible. La verdad es que son momentos difíciles, pero creemos que en cuanto podamos volver a la normalidad, el Monte Real, Baiona, Galicia y España en general tienen potencial más que suficiente para recuperar las buenas cifras del turismo pre-COVID.

Se perdieron turistas y se suspendieron regatas, muchas regatas, incluso cuando estaba permitida su celebración. ¿Fue una decisión acertada?

Es difícil generalizar y cada club tendrá que hacer balance de sus decisiones en base a los motivos que les llevaron a tomarlas. Algunos suspenderían pensando que no tendrían regatistas, otros por miedo a que se produjesen contagios, y otros simplemente por comodidad. En nuestro caso se llegó a valorar también el paralizar toda la actividad deportiva, pero finalmente optamos por seguir impulsando la vela. Sabíamos que la decisión nos iba a exigir mucho, como así fue, pero decidimos seguir adelante. Y el resultado fue perfecto. Celebramos prácticamente todas nuestras competiciones, incluidas las de mayor afluencia como el Conde de Gondomar y el Príncipe de Asturias, y lo hicimos sin que se produjesen contagios. Fue una apuesta por la vela y nos salió bien. Con mucho esfuerzo, eso sí.

El año pasado, en plena pandemia, anunciaban la celebración de las Super Series, que tendrán que esperar al 2022, y la otra gran noticia que el club nos dejó en los meses de COVID fue su elección como sede para el Mundial de J80 de 2023, algo que llevaban años persiguiendo. ¿Supone este logro el culmen de su apuesta por estos monotipos?

No sabría decir si es el culmen o no, pero desde luego el que nos hayan concedido la celebración del mundial de una clase por la que llevamos años apostando es un hito importantísimo. Uno de los puntos de nuestro programa era, y sigue siendo, la internacionalización del Monte Real, y en esas estamos. Traer estas dos competiciones de altísimo nivel a Galicia son resultado de meses y meses de trabajo, y la verdad es que estamos muy contentos.

Uno de los proyectos que tienen previsto poner en marcha este año es el de VELA EN FEMENINO, destinado a impulsar la figura de la mujer en el mundo de la vela. Cuéntenos algo más de esta propuesta.

Se trata de dar un paso más en nuestra apuesta por la mujer en el mundo de la vela, porque aún son muy pocas las mujeres que navegan hoy en día. Hace 25 años pusimos en marcha no sé si la primera, pero sí una de las primeras competiciones exclusivamente femeninas de España, la Ladies Cup, y ahora lo que pretendemos es poner en marcha nuevas líneas de actuación con el mismo objetivo, que no es otro que lograr que la mujer tenga más presencia en el mundo náutico. Hemos diseñado una serie de propuestas de formación, de competición y también de carácter social, con mujeres víctimas de violencia de género; y estamos tratando de encontrar un patrocinador que comparta nuestra misma visión y quiera impulsar esta iniciativa.

La mujer será, entonces, protagonista del futuro del club… ¿qué otros proyectos tienen en mente para los próximos años?

La verdad es que tenemos muchos proyectos sobre la mesa aunque no todos se pueden contar porque algunos están en negociaciones aún o no están cerrados al completo. De lo que se puede contar, la formación será sin duda una de nuestras apuestas. Hemos conseguido convertirnos en training center de la Royal Yachting Association y en unos meses seremos el primer club de Galicia y todo el Cantábrico español en ofrecer sus prestigiosos cursos, que son los más importantes en el sector náutico a nivel mundial. También empezaremos a ofrecer los cursos para conseguir el PNB, el PER y las titulaciones de patrón y capitán de yates; y en lo referido a infraestructuras, vamos a mejorar las instalaciones del club, poniendo fingers a todas nuestras plazas, que era una demanda de muchos de nuestros visitantes, sobre todo los internacionales. Hay también un importante avance que se está gestando y que esperamos poder anunciar en unas semanas, pero de momento toca esperar.

 

Es una entrevista de Rosana Calvo, responsable de comunicación del MRCYB

 

EL PAÑOL DEL MONTE REAL · LV ·

Baiona, 2 de febrero de 2018

Estimados amigos,

Tras el lanzamiento del calendario deportivo de 2018, hemos puesto ya en marcha varias de las competiciones previstas. Metidos de lleno en la celebración del Trofeo Infinitus Rent, hemos lanzado la segunda edición de la Baiona Angra Atlantic Race y publicado el anuncio de regata del Trofeo Baitra de Vela Ligera.

Todo ello mientras nuestro Presidente de Honor el Rey Felipe VI cumplía 50 años, obteníamos la Q de Calidad Turística, Baiona se convertía en el municipio con más tránsitos de Galicia, rediseñábamos la web del club, nos visitaba el Team Reauté Chocolat y nuestra Escuela de Vela repetía en los puestos más altos del ranking de la Federación Gallega de Vela.

De todo ello os hablamos en la edición de febrero de El Pañol del Monte Real. Esperamos que os resulte interesante.

Monte Real Club de Yates

>> LEER EL PAÑOL DEL MONTE REAL LV · Febrero 2018

 

Si quieres recibir en tu correo nuestras newsletters mensuales (enviamos sólo una al mes), puedes suscribirte desde aquí:

Suscríbete a EL PAÑOL DEL MONTE REAL



¡¡FELICES FIESTAS!!

Estimados socios y amigos,

Una vez más quiero aprovechar estos días para haceros llegar, en nombre de la Junta Directiva que me honra presidir, nuestros mejores deseos para esta Navidad  y los mayores éxitos para el año 2018.

El 2017 ha sido un año de creciente actividad en las diferentes áreas del Monte Real, tanto a nivel deportivo como social.  Así mismo, hemos tenido la oportunidad de incrementar nuestra presencia a nivel nacional e internacional a través de los diferentes eventos liderados por nuestro Club.

Quiero mostrar mi agradecimiento y el de toda la Junta Directiva a aquellos que, con su compromiso, apoyo y trabajo, lo han hecho posible; y dedicar una mención muy especial a todos los empleados que, una vez más, no han escatimado esfuerzos.

Mi reconocimiento va también para todos los regatistas que han mostrado su alta preparación en las diferentes competiciones celebradas. Y en este sentido, me gustaría hacer hincapié en el trabajo realizado por nuestros entrenadores de la Escuela de Vela, y sobre todo, de la Escuela de Vela Adaptada para personas con discapacidad.

No quisiera olvidarme de los patrocinadores, tanto privados como institucionales, que, con su inestimable apoyo, nos permiten seguir avanzando en la promoción de un deporte tan extraordinario como la vela. Desde aquí, muchas gracias. Y gracias también a los medios de comunicación que, a lo largo de todo el año, hacen visible todas y cada una de las actividades que realizamos.

Para finalizar, el recuerdo más entrañable para las familias de aquellos amigos y amigas que a lo largo de éste año nos han dejado.

 

                                                                 ¡Feliz Navidad! 

 

José Luis Álvarez Vázquez

Presidente del MRCYB

 

 

 

 

Y qué mejor forma de despedir el año que repasando con vosotros algunos de los mejores momentos que nos ha dejado este 2017 que está a punto de finalizar…

Grandes momentos en todas las regatas y eventos que hemos organizado…

Grandes momentos con todos los que os habéis pasado por el club…

Grandes momentos en nuestra Escuela de Vela MRCYB…

…y grandes momentos viendo a nuestros alumnos superarse en el agua.

Y el año que viene… ¡más y mejor!

 

2022 © Monte Real Club de Yates Baiona

Desarrollado por QUADRALIA

Síguenos