Peregrinos a vela sueltan amarras en el Monte Real rumbo a Santiago

 

· Desde que el Monte Real Club de Yates es puerto de partida de la Travesía Náutica Xacobea pasaron por el club más de 100 barcos rumbo a Compostela

· Las embarcaciones a vela que realizan esta nueva modalidad del Camino de Santiago obtienen un 15 por ciento de descuento en las tarifas del club

· La Travesía Náutica Xacobea es una iniciativa de la Xunta de Galicia, Portos de Galicia y ASNAUGA para potenciar el tránsito de veleros por los puertos gallegos

 

Más de un centenar de veleros recalaron en los últimos meses en el Monte Real Club de Yates dispuestos a emprender la Travesía Náutica Xacobea, una nueva fórmula para peregrinar a vela a Santiago de Compostela impulsada por la Xunta de Galicia, Portos de Galicia y la Asociación de Clubes Náuticos de Galicia (ASNAUGA).

El pasado mes de julio, tras varios meses de obras y remodelaciones para adaptar el club a la llegada de los nuevos visitantes, el Monte Real se convirtió en puerto de partida de la travesía. Fue entonces cuando comenzó a recibir a los primeros peregrinos, que obtuvieron en Baiona el primero de los sellos de su credencial xacobea, con la que tras completar 90 millas náuticas a vela y llegar a Santiago, podrán conseguir su compostela.

Entre las principales motivaciones que impulsan a los navegantes a realizar la Travesía Náutica Xacobea se encuentran acicates espirituales y religiosos, ansias aventureras y deseos de descubrir las rías de Galicia. Y es que, además del Monte Real Club de Yates, que es puerto de partida de la ruta sur, están implicados en la propuesta otros 13 puertos distinguidos con la Q de Calidad Turística, que tocan prácticamente toda la costa gallega.

Así, son puntos de recalada Vigo (Real Club Náutico de Vigo), Cangas (Real Club Náutico de Rodeira), Sanxenxo (Club Náutico de Portonovo y Real Club Náutico de Sanxenxo), San Vicente do Mar (Club Náutico de San Vicente do Mar), Cabo de Cruz (Club Náutico de Boiro), Riveira (Club Náutico Deportivo de Riveira), Portosín (Real Club Náutico de Portosín) y Noia. Y desde el norte, Ribadeo (Real Club Náutico de Ribadeo) Ares, Sada y A Coruña.

Por gran parte de ellos deberán pasar los peregrinos que, partiendo del Monte Real, quieran llegar a Santiago y conseguir su Compostela. Y lo harán obteniendo una serie de prestaciones o descuentos especiales dependiendo de los clubes náuticos en los que recalen.

En el caso del Monte Real Club de Yates, los peregrinos obtienen un 15 por ciento de descuento en las tarifas habituales; y un 25 por ciento si es una mujer la que patronea la embarcación. Son algunas de las medidas económicas puestas en marcha para fomentar la iniciativa junto con las actuaciones realizadas en las instalaciones del club.

Se ha construido, además, una rampa 100% accesible para garantizar el acceso a la terraza de personas con diversidad funcional y se han renovado las instalaciones sanitarias, adecuándolas a protocolos de consumo responsable y ahorro de energía. Todo ello gracias a una subvención de la Consellería do Mar de la Xunta de Galicia a través del Fondo Europeo Marítimo y de la Pesca (FEMP) y los Grupos de Acción Local del Sector Pesquero (GALP).

El Monte Real Club de Yates sigue siendo, un año más, uno de los puertos deportivos de Galicia que más tránsito de barcos tiene en sus instalaciones. En lo que va de año, cerca de 800 embarcaciones han recalado en Baiona, siendo los meses de junio, julio y agosto los de mayor afluencia. Desestacionalizar esta afluencia turística, que sigue prefiriendo los meses de verano para sus travesías, es otro de los objetivos que están detrás de la Travesía Náutica Xacobea.