«La vela supera todo tipo de obstáculos. Aquí no hay barreras, solo nuevas oportunidades que mostrar a las personas con discapacidad»

ENTREVISTA A DAVID FONTÁN · ENTRENADOR DE VELA ADAPTADA DEL MRCYB

En el año 2012, el Monte Real Club de Yates creó, dentro de su Escuela de Vela, un apartado especial de Vela Adaptada, con el objetivo de ofrecer a personas con discapacidades físicas, psíquicas, sensoriales o intelectuales, la posibilidad de salir al mar y practicar un deporte que les aporta incontables beneficios, tanto físicos como sociales.

Dos años después de su nacimiento, en este 2014, con la iniciativa navegando ya viento en popa, el club fue merecedor de una distinción de la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor (ADEAC) por la eliminación de barreras arquitectónicas y su trabajo con discapacitados. Un reconocimiento que fue posible, en parte, gracias a la gran labor que realizan con ellos personas como David Fontán.

Amante del mar y la naturaleza, David es técnico de vela de Nivel 2 por la Federación Gallega de Vela, y el entrenador más joven del Monte Real Club de Yates, en donde trabaja desde hace años. En la Escuela de Vela Ligera entrena a equipos de regata y en la Escuela de Vela Adaptada se ocupa de las salidas al mar con personas discapacitadas, algo que hace con una gran sensibilidad y una enorme dedicación. Verle trabajar es de esas cosas que le devuelven a uno la confianza en la sociedad y en su capacidad para hacer del mundo un lugar mejor.

David, ¿en qué consiste la actividad que realizas en el Monte Real con personas que tienen algún tipo de discapacidad?

Hay diferencias dependiendo de si se trata de discapacitados físicos o psíquicos.Con los alumnos que tienen discapacidades psíquicas primero intentamos captar su atención mediante apoyos didácticos. Utilizamos herramientas como videos, maquetas, talleres de nudos, juegos introductorios…y realizamos dinámicas de grupo para hacerlos participes de la actividad que luego vamos a realizar en el agua. Queremos que se involucren y se animen a tomar la iniciativa.Una vez en el agua realizamos las distintas maniobras poco a poco. Los juntamos en grupos y les damos a cada uno una función concreta, para que vayan conociendo los diferentes puestos de una embarcación y puedan rotar por ellos.

Con los chicos y chicas que tienen discapacidades físicas usamos un método más personalizado. Primero acondicionamos los barcos a las distintas necesidades de cada alumno. Tenemos que estar permanentemente en comunicación con él, modificando, probando , analizando y volviendo a modificar la embarcación, para así asegurarnos de que el alumno tiene el total control de todos los mecanismos del barco.Superada esta fase, pasamos a una segunda, donde les explicamos teoría básica. Les hablamos del comportamiento del viento, les mostramos las diferentes maniobras que vamos a realizar y el funcionamiento general de la embarcación…y así pueden empezar a navegar.

Nuestro trabajo, en definitiva, consiste en facilitarles el proceso de aprendizaje, eliminar posibles impedimentos y, por supuesto, hacer que la actividad sea divertida.

¿Cómo es la experiencia de trabajar con este tipo de personas?

Es fabulosa, porque muestra la majestuosidad  de este deporte. La vela supera todo tipo de obstáculos, aquí no hay barreras, solo nuevas oportunidades que mostrar a las personas con discapacidad.

Siempre que salgo a navegar con estos chicos tengo la sensación de que sus limitaciones, o las que le impone la sociedad, desaparecen. Verles navegar y disfrutar del mar cuando tan solo hace unos años era algo casi imposible,  demuestra que hemos trabajado duro y eliminado parte de esas barreras. Es algo muy satisfactorio.

La Escuela de Vela Adaptada del Monte Real nació con el objetivo de acercar a estas personas al mundo de la vela, para que puedan conocer el mar y disfrutar de él. A nivel personal, ¿cuáles son tus aspiraciones como entrenador?

Mi principal aspiración es que todos tengan las mismas oportunidades a la hora de practicar este deporte. Nuestra filosofía es “Vela Para todos” y como tal trabajamos para que así sea. Por supuesto también me gustaría ver a todos estos chicos compitiendo en alto nivel,  pero antes tenemos un reto mayor, y es hacer llegar este deporte a todos.

A la hora de hacer llegar el deporte de la vela a todos ¿cuáles son las principales barreras que se puede encontrar una persona con discapacidad a la hora de navegar y cómo se pueden eliminar?

Las principales barreras empiezan por las instalaciones. Muchos clubes todavía no cuentan con los accesos apropiados, y el trabajo empezaría por eliminar las barraras arquitectónicas. Lo siguiente es conseguir barcos apropiados y adaptados, que permitan modificar sus sistemas fácilmente. También es importante contar con mecanismos que faciliten el acceso a la propia embarcación como puede ser grúas, acoples, rampas, etc.

En este sentido, en el Monte Real se ha trabajado muy duro, haciendo accesibles las instalaciones, comprando barcos adaptados, construyendo una grúa para que las personas con discapacidades físicas puedan subirse a los barcos. Aún queda mucho por hacer, pero se están dando pasos en firme.

Háblanos más del papel que juega el Monte Real Club de Yates en la integración de la discapacidad en el mundo de la vela

Mi opinión es que el Monte Real ha comprendido que la vela va mucho más allá de las limitaciones que puedan tener las personas con algún tipo de discapacidad, y ha asumido un papel muy importante a la hora de impulsar la vela adaptada.

Los entrenadores y toda la gente que trabaja en el club no estamos dispuestos a ponerles a estos chicos y chicas más dificultades que las que puedan tener por su discapacidad. No vamos a sumar más obstáculos en sus vidas.

La creación de la Escuela de Vela Adaptada es el más claro ejemplo de esta filosofía, y estamos convencidos de que es solo el principio de un gran proyecto que va a seguir creciendo con el paso de los años.

Es una entrevista de Rosana Calvo 

Puedes ver la galería de imágenes de la Escuela de Vela Adaptada del MRCYB AQUÍ 

Si tienes alguna pregunta para David puedes escribirnos a prensa@mrcyb.com y se la transladaremos