La falta de viento protagoniza la tercera etapa del Conde de Gondomar

· La escasa fuerza del viento obligó a retrasar la salida y dificultó la navegación de algunos veleros, que quedaron parados en varios tramos del recorrido y se vieron incluso obligados a abandonar

· El Pairo de Laureno Wizner lideró la prueba hasta los momentos finales, en los que fue alcanzado y superado por el Castrosúa de Willy Alonso, primero en cruzar la línea de llegada y ganador de la regata

· El XXXIX Conde de Gondomar continúa mañana domingo con una prueba técnica, un recorrido entre boyas en el que la pericia de las tripulaciones será determinante

La falta de viento protagonizó la tercera jornada del XXXIX Trofeo Conde de Gondomar, que se disputa desde el pasado jueves en las Rías Baixas. La escasa fuerza del viento obligó a retrasar la salida y dificultó el avance de algunos veleros, que quedaron parados en varios tramos del recorrido. Hubo además quien se vio obligado a abandonar la prueba.

Pese a que no se dieron las condiciones más propicias para la navegación, hubo tres barcos que fueron capaces de alcanzar suficiente velocidad y separarse a gran distancia del resto de la flota.

El Pairo lideró la prueba durante prácticamente todo el recorrido. La táctica de Laureano Wizner funcionó desde el primer momento y su tripulación se puso en cabeza nada más pasar la boya de desmarque. Una vez que llegó a Cíes, el barco del Monte Real aprovechó muy bien un momento en el que el viento aumentó de intensidad y se alejó aún más del resto de la flota.

Tan sólo consiguieron acercarse al Pairo, aunque siempre a cierta distancia de él, el Castrosúa de Willy Alonso y el Fifty de Rui Ramada, que recorrieron buena parte del trazado en segunda y tercera posición. Finalmente, el Castrosúa logró superarlo, ser el primero en cruzar la línea de llegada y alzarse con la victoria de la etapa. El Pairo entró segundo y el Fifty tercero.

En la clase 2 destacó el Bosch de Ramón Ojea, que realizó una fantástica subida a Cíes. Las embarcaciones más pequeñas, de las clases 3 y 4, fueron las que más sufrieron la escasez de viento. Se retiraron todos los barcos salvo el Unus de Luis García Trigo y los J80, que navegaron juntos encabezados por el Marías de Manuel María Cunha.

El XXXIX Trofeo Conde de Gondomar continúa mañana domingo con la Etapa El Corte Inglés, la última de las pruebas previstas en la competición. A partir del mediodía, la flota al completo medirá sus fuerzas en un barlovento-sotavento, un recorrido entre boyas en el que será determinante la pericia de las tripulaciones. La distancia del recorrido dependerá de las condiciones de viento y mar.