Alumnos de la Escuela de Vela Adaptada del Monte Real reforestan Baiona con 200 árboles autóctonos

 

· Una veintena de alumnos y voluntarios plantaron hoy en Baiona 200 carballos autóctonos para devolver vida a un terreno próximo a la Virgen de la Roca calcinado en la ola de incendios de octubre de 2017

· Esta iniciativa junto con otras actuaciones de respeto, concienciación medioambiental y compromiso social llevadas a cabo por el Monte Real Club de Yates en 2018 han hecho merecedor al club del sello de “Evento con buen ambiente Coca Cola”

· Entre las medidas puestas en marcha por el club destacan la instalación de puntos de reciclaje, la promoción de charlas sobre sensibilización ambiental, la programación de jornadas de limpieza de playas o la contratación de personal de difícil inserción social

Una veintena de alumnos de la Escuela de Vela Adaptada del Monte Real Club de Yates, acompañados por un grupo de voluntarios, autoridades y miembros del club, plantaron esta mañana en Baiona 200 árboles autóctonos.

Lo hicieron con el objetivo de reforestar y devolver vida a un terreno próximo a la Virgen de la Roca, uno de los monumentos más destacados de la villa marinera, que quedara calcinado en la ola de incendios registrada en octubre de 2017.

La reforestación se realizó con carballos autóctonos dado que es una especie que tarda más en arder y no favorece la expansión de los incendios, a diferencia de especies pirófilas como el eucalipto o el pino.

Además de paliar la expansión del eucalipto, un árbol muy inflamable que por su rentabilidad económica y su fácil y rápido crecimiento se ha extendido mucho en Galicia, el Monte Real Club de Yates ha intentado compensar también su huella anual de carbono, estimada en casi 12 toneladas de CO2.

Durante el desarrollo de la actividad reforestadora, el presidente y  vicepresidente del Monte Real Club de Yates, José Luis Álvarez y Alejandro Retolaza, recibieron de manos de la responsable de comunicación de Coca Cola European Partners, María Troncoso, el sello “Evento con buen ambiente Coca Cola”.

Se trata de una distinción que reconoce a instituciones, entidades e iniciativas por su respeto al medio ambiente, concienciación ambiental y compromiso social; y que en este caso distingue al club baionés no solo por la reforestación realizada hoy en Baiona sino por la suma de actuaciones realizadas a lo largo de 2018.

Entre las medidas puestas en marcha por el club destacan la instalación de puntos de reciclaje, la promoción de charlas sobre sensibilización ambiental, la programación de jornadas de limpieza de playas o la contratación de personal de difícil inserción social.

La Escuela de Vela Adaptada del club para personas con discapacidad, la limpieza constante durante los eventos, el hecho de evitar usar artículos desechables y el minimizar los materiales suministrados a los participantes fueron otras de las actuaciones valoradas por Coca Cola a la hora de otorgarle su sello al Monte Real.

El club suma esta nueva distinción a las de Bandera Azul, que mantiene desde 1988; la Q de Calidad Turística, que recibió en 2018; o el reconocimiento de la ADEAC por la eliminación de barreras arquitectónicas y atención a personas con discapacidad.

Además del presidente y vicepresidente del Monte Real Club de Yates, José Luis Álvarez y Alejandro Retolaza; y la responsable de comunicación de Coca Cola European Partners, María Troncoso; en la reforestación llevada a cabo por los alumnos de la Escuela de Vela MRCYB, participaron también el alcalde de Baiona, Ángel Rodal; el presidente del Centro Juan María de Nigrán, José Santoro; y varios miembros de la Comunidad de Montes de Santa María de Afora.